martes, febrero 19, 2008


… Caen las luces, de colores sobre la espalda… caen las hojas al suelo… caen sueños, caen mundos enteros… se derrumban sentimientos, se abstraen momentos sin pensar en el tiempo…. el tic tac, los grandes, los pequeños… la rueda gira… no hay nada más que asuntos muertos…

… Caen al río ajeno, pedazos de verdades, rastros de mentiras… caen, caen y bailan en cualquier avenida… silencios que se abren, otros que callan sin más pregones… sal de lágrimas, sal de mar… caen, caen los peces sobre la playa… ahí, tal cual… no hay más que agregar…

… Caer, hasta el fondo, hasta el final… caer hasta morir, caer hasta ampliar los minutos, hasta unir segundos… caminar hasta caer… morir, estar ó no… sin implorar por milagros que no habrá… caen, uno y otro…. por igual, en distintas formas, ya nada volverá… mi estado, cae… mi sombra va, mis manos no paran de teclear… y afirmo que, no voy a esperar…

… Caen… no hay motivos de peso, pero aún así, algún día tendría que pasar… caemos en un dilema, ese tipo de cuestiones que nos hacemos de vez en vez, sin pensar… caen, manzanas podridas porque a las demás pueden infectar… caen, y millones de razones para no dormir… millones de “te quiero” no son dichos porque sí…

… Caen, bailan entrelazando las manos… caen, con la sonrisa en los labios, con los ojos llenos de agua, caen… mañana me odiaré a pesar de mi amor absurdo y extraño que a veces me tengo… caen, caen otra, otra vez… caen las llamadas, caen las promesas, caen los pocos ratos buenos… cae mi careta de felicidad momentánea… todo cae, como gotas de lluvia en una tormenta brava…

… Caen miles de notas apuntando hacia un ayer… no es que no haya sido nada… es, simplemente mi falta de entrega, mi falta de espera, paciencia agotada… lágrimas que se quedaron guardadas… sonrisas como estrellas fugaces… lunares en mi espalda… caen momentos que revivo en mi mente, que llevo en mi corazón como un motor que me hace seguir… no es que no sea lo que quiero para mi… sólo quiero mejorar, quiero estar bien, quiero ser feliz aunque en el camino las cosas, simplemente no vayan marchando con demasiada velocidad… caen Lunas para evitar tristezas…

… Caen… finales latentes, cosas que no se retrasan… madrugadas en vela… pensando, pensando en anocheceres sola tratando de descifrar el dolor que hay en un corazón marchito… y caigo, con el temor de lastimar a lo más querido… caen, uno, dos, tres pedazos de mi… me quedo paralizada, quiero un fin…

…caen, malos días se agregan al calendario, y es quizá por esos días que aún sigo aquí… aunque me parta en dos el dolor, continuaré sin nada.
.sin ti

No hay comentarios: