sábado, diciembre 08, 2012

Sé lo que quiero porque lo tengo en mi manos ahora mismo.






Esto queria decirte, en la ultima carta, la que no pude escribir, y la que el dia que te fuiste no permitiste que te entregara no por que te negaste es que te fuiste antes de tiempo, no avisaste, no habian rastros ni de pasta de dientes en el lavabo, pero el olor de tu perfume aun no se habia desvanecido del cuarto y se habia quedado imprennado entre mis almohadas y las tuyas, y alli estaba en la cocina el cafe intacto por que habias recibido la llamada para marcharte corriendo, no te percataste de tu ropa del dia anterior tirada sobre los muebles y tu sueter azul que cubria la ventana, tus huellas sobre la mesa y el vaso de agua que aun no terminas... tus pisadas se me hicieron riduosas cuando entraste al cuarto y dijiste que me extrañarias el resto del dia, no de tu vida y que tus ojos me vieron con ese impetu con el cual horas antes me habia deborado a besos y una tarde me habian arrebatado el deseo de querer estar sola, y todo lo dejaste asi, tan intacto que no me considero con valor de mover ni el minimo espacio donde tu respiracion se pudo alojar, por que todavia la siento cuando a las 2 de la mñna no siento tus ronquidos ni tampoco puedo ir como golpeas esa guitarra para relajarte y levantarme y decirte solo sera un  vuelo mas, y si nada de eso m rodea mas.. no se que me persigue ni que sigo haciendo aun aqui, por que hasta el cielo se m hizo inalcanzable cuando antes un solo minuto bajo tus brazos me hizo respirarlo, sentirlo y saborearlo.
Y repito que no ha sido facil, que esa mañna me cambio la existencia, que aun no me acostumbro a no vivir sin tu sonrisa, que veo en todos los ojos verdes que ya no son tuyos, y tu voz me retruena cada vez que me equivoco, grito, lloro y me quejo como quien dice tranquila no te he abandonado, pero abro los ojos y no estas y las lagrimas siguen rodando, vos ya no me estas esperando afuera de mi oficina, ni voy a contarte el resto del dia, tampoco esperare con ansias que el departamento huela a cena quemada, que tu cantes y digas que no pasa nada, que no quieras salir con mis amigos que discutamos por que estas de malas y ni tan siquiera te queres levantar de ese sofa, y yo me marcho pero mi corazon se queda contigo.. como hoy que se que te lo has llevado por que esta contigo, respiro mas no vivo...

No hay comentarios: