La felicidad está en las cosas que no planeas, en las que no ves venir.


Quiero casarme contigo. Tener hijos contigo. Que hagamos una casa. Quiero asentar la cabeza y envejecer contigo. Quiero morir cuando tenga 110 años en tus brazos. Y no quiero 48 horas ininterrumpidas sino una vida entera.
¿Ves lo que pasa? Te digo cosas así y quieres echar a correr en otra dirección. Está bien, lo entiendo. No lo entendía pero ya sí. Acabas de empezar y yo llevo ya mucho tiempo.

Comentarios

manu ha dicho que…
uhhh, eso me ha pasado. tener la certeza de algo, sin importar cuanto ha pasado o muy poco, es tremendo. uno necesita decirlo, pero comprende que el otro te mire con ojos grandes y con cierta incomodidad.


saludos!

atte. manu

Entradas populares de este blog

Reseñas de un amor "imposible" ^[[ un pooco larga, pero leanla vale la pena]]

No fue bueno... pero fue lo mejor

GRACIAS MI DULCE NOVIEMBRE